:: Casa de Pai Jacó ::



28-08-2009

Hospitalizacion carcelaria

HOSPITALIZACIÓN CARCELARIA

Cuando tuvieres de apuntar el comportamiento de los hermanos reeducados en retiros carcelarios, deja que la compasión se te instale en el espíritu antes que la palabra te configure las consideraciones.
Presidios son Escuelas-Hospitales, digna de aprecio.
Hermanos internados en estas instituciones se origen a la posición de enfermos en tratamiento espiritual.
Magistrados desempeñan la función de especialistas, combinando preceptos de corrección, a manera de recursos curativos para la supresión de desequilibrios determinados.
E, de nuestra parte, debemos ser los hermanos comprensivos de cuantos se vean en la condición de enfermos del alma, integrando con ellos la grande familia humana.
Somos todos espíritus inmortales, compañeros de la misma caminada evolutiva.
De que manera condenar los semejantes, si no disponemos de medios para analizarles el sufrimiento, cuando el sufrimiento les extravasa del ser, en forma de ignorancia e enfermedad, obsesión y criminalidad?
Que especie de dolor tendrá erguido el brazo de aquellos que promovieron la destrucción del propio cuerpo?
Quien tendrá impulsado la mano del homicida contra aquellos que les experimentaron los golpes?
Cuantos días de resistencia gastaron los corazones queridos, pero aun inseguros, hasta que se enmarañasen en las trevas de la tentación?
Que fuerzas invisibles en la Terra indujeron al enflaquecimiento e al desanimo almas bellas y cultas cuando desertaron de los compromisos que ellas mismas crearon en la Causa del Bien?
Y cual tendría sido nuestro comportamiento, si hubiéramos deparado las inquietudes y los problemas en que nuestros semejantes considerados en error, si matricularon en rudos exámenes?
Meditemos en estas indagaciones ya que no nos e dado conocer los dramas de la sombra desde el principio, a fin de que no vengamos a intensificar los obstáculos de cuantos se reajustan, muchas veces, a costo de tribulaciones y de lágrimas. Entendemos la legitimidad de los tribunales humanos y todos somos llamados a respetarles las determinaciones.
Sin embargo, en las trillas del relacionamiento mutuo, situémonos todos, todos nosotros, los espíritus aun vinculados a la evolución terrestre, en el esquema de las consciencias endeudadas, ante los foros de la Divina Justicia. E, lejos de agravar as aflicciones de nuestros hermanos, bajo asistencia carcelaria, auxiliémoslos en la rehabilitación de las propias fuerzas, rogando la Misericordia Divina para que se compadezca de todos nosotros.



Medium Francisco Candido Xavier, por el espíritu Emmanuel.




:: Casa de Pai Jacó ::