:: Casa de Pai Jacó ::



28-08-2009

Ley del trabajo

LEY DEL TRABAJO
El gusano adoba.
La tierra tranquiliza.
El orvallo protege.
El viento renueva.
La semilla produce.
El arado surca.
La azada coopera.
El tronco ampara.
La flor embalsama.
El fruto alimenta.
La piedra segura.
La fuente enriquece.
El hilo agasaja.
La aguja compone.
La estrada aproxima.
El semáforo informa.
El puente reúne.
La pena graba.
El martelo modela.
El serrucho corrige.
El techo recoge.
La mesa atiende.
El vaso auxilia.
La lámpara clarea.
El lecho socorre.
La propia llama acondicionada y la bendición del hogar domestico y la gota del veneno, controlada a rigor y medicación que trata.
Repara, de esta forma, la ley del trabajo y de la disciplina, funcionando junto de ti, a través de hechos y cosas, aparentemente sin importancia.
Todo actúa.
Todo obedece.
Todo evoluciona.
Todo contesta.
Todo sirve.
E, sabiendo que cada criatura debe ser útil, conforme las facultades de que disponga, observa lo que haces con el tesoro de las horas, porque el tiempo llamado “hoy”, es recurso en tu favor, en la contabilidad de la vida, marcándote acierto de cuentas para mañana.


Medium Francisco Candido Xavier, por el espíritu Emmanuel.




:: Casa de Pai Jacó ::